jueves, 12 de noviembre de 2009

El modelo de crecimiento hacia afuera

En el siglo XIX se mantiene un modelo colonial de crecimiento hacia afuera, basado en la exportación de materias primas. La diferencia con la colonia es que las exportaciones e importaciones se hacen con Europa. Fue un modelo exitoso y prosperó grandiosamente, debido a factores internos y externos, los cuales funcionaron simultáneamente hasta 1880.

Ø Factores externos:

- Una creciente demanda de productos chilenos en mercados externos.

- Altos precios de estos productos.

Ø Factores internos:

- La capacidad de producción. El país pudo responder a la demanda, pero hubo un problema, sólo se aumentó la producción ero no se renovó.

- La estabilidad política favoreció el crecimiento económico. Aunque los beneficios no llegaron a todos los sectores.

- Las migraciones e inversiones extranjeras. En mayor medida ingleses, los cuales actuaron con habilidad y agilidad; así Inglaterra tomó el control de la economía chilena.

El poder político estaba en manos de los agricultores y no en la minería, como se podría pensar. Esto porque la agricultura era el pilar fundamental, además que eran de ideología conservadora. Los agricultores del siglo XIX controlaron el poder económico, político y social. Por lo tanto la tierra era vista con muy buenos ojos.

Los inversionistas en minería, como los Subercaseaux, formaron riquezas con la minería, pero establecieron prestigio sólo con la agricultura.

Las grandes debilidades del sistema fueron:

- La dependencia de factores incontrolables desde la economía nacional. Las leyes de la economía no dependía de nosotros. Así, se produjo la crisis de 1857 y la de 1875.

- Generó una clase dirigente parasitaria de los impuestos de las exportaciones. Los impuestos aduaneros eran tremendamente altos, esto trae como consecuencia que la clase dirigente no se comprometiera con el futuro del país, ni tampoco pagase impuestos.

- Impidió valorar el mercado interior, lo que derivó en una insensibilidad social.

- No fue capaz de incorporar tecnologías.

Si se presta atención a la coyuntura se pueden apreciar tres momentos críticos:

- En 1857, donde el sistema exportador entra en crisis, la oligarquía lo resuelve con la ocupación de la Araucanía.

- En 1875, hay otra crisis que se remedia con la Guerra del Pacífico.

- En 1891, lo que trae el desplome definitivo del sistema.

Esta crisis es gatillada por un proceso de larga duración, por lo que es una crisis de modelo, se termina el modelo de crecimiento hacia fuera; surge el modelo ISI, de crecimiento hacia adentro, el cual durará hasta 1973. Aquí (1891) se cierra un largo ciclo histórico que había comenzado en el siglo XVII. Fue el propio modelo que selló su suerte. En el siglo XIX el modelo llegó a su cúspide de rápidamente declino a su ruina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada